26/3/09

Efectos no deseados, y algunas sugerencias para pacientes y sus familiares.


A esta altura de los tiempos, todos deberíamos perderle definitivamente el miedo a la palabra cáncer, y a todo lo que ella implica. Sabemos que la mejor manera de enfrentarlo, es no tomándolo como un tabú, como algo invencible, sino todo lo contrario.

Se requiere mucha energía, mucha fe, afecto por doquier, y desde luego, el fundamental aporte de la ciencia médica, que tanto ha avanzado últimamente en la lucha contra esta compleja enfermedad.

Los familiares deben saber muy bien que la enfermedad en sí, sumada a los efectos no deseados de la terapéutica, altera significativamente el humor de los que la padecen. Por eso es menester ser muy tolerantes, y "bancar" los estallidos de mal carácter. Del mismo modo, quienes tienen la enfermedad, deberían esforzarse por dominar estos ataques y reacciones provocadas por los malestares que sienten, y que hacen que aveces uno se "desquite" inconscientemente, con quienes lo rodean y sólo quieren ayudar. Es decir, que la comprensión debe estar de parte de todos: pacientes y familiares. Todos deben rodearse de una gran dosis de paciencia, que defino como "La ciencia de la paz interior".


No es fácil sobrellevar una serie de molestias de todo tipo, y hay que tener siempre presente una serie de puntos. Por ejemplo:

1.- Todas las mucosas del cuerpo (saliva, etc.), se impregnan del sabor desagradable de la medicación. Eso genera una sensación de asco, difícil de dominar.

2.- La funcionalidad digestiva se resiente, y por más que se siga un estricto régimen alimenticio, se suceden períodos de malestar abdominal, distensión de vísceras, constipación a veces y diarrea muchas de las veces. Por lo tanto es muy importante estar siempre bien hidratados. Hay que tomar mucha agua para compensar la que se pierde en exceso, y también para ir diluyendo la toxicidad de los medicamentos administrados.

3.- Verificar los niveles de potasio. Esto es muy serio, porque la falta de potasio por pérdida de líquidos corporales (hipopotasemia o hipokalemia), puede causar transtornos cardíacos severos (extrasístoles, etc.)

4.- Algunos medicamentos como el oxaliplatino, son neurotóxicos, y provocan entre los efectos no deseados, una molesta sensación de hormigueo en la planta y los dedos de los pies, y a veces en la punta de los dedos de las manos. En general, estos síntomas van desapareciedo con el tiempo, un año después de la última administración del quimioterápico. No queda otra que "convivir" con esa molesta sensación.

5.- En plena quimio, a veces resulta imposible ingerir alimentos. Por lo menos, sí tomar agua para no deshidratarse, y cuando entramos en períodos sin quimio, empezar a comer aunque sea de prepo. No podemos dejar flancos débiles, y si no nos alimentamos, estamos jugando en nuestra contra. A veces pasa lo contrario: como suelen administrarse corticoides, la tendencia es a engordar. Ni lo uno ni lo otro. Hay que tratar de tener un peso acorde con nuestra altura y porte.

6.- Tener permanentemente una actitud positiva (Tanto pacientes como sus familiares).

7.- Estar siempre ocupados. En mi caso, el navegar por Internet, los Emails, el escribir, el leer, el sacar fotografías, el frecuentar Facebook, son un remedio sensacional. A veces (pocas, por suerte), no puedo dormir tengo un dolor abdominal que se irradia a la espalda, a la cintura, y me siento frente al ordenador, y me entretengo tanto que me olvido del dolor, hasta que rendido, me llega el sueño y me voy a dormir.

8.- Reirse, reirse y reirse. Nada más beneficioso que la risa, que hace que mejore nuestro estado general, al generar endorfinas, que son unas proteínas especiales que fabrica nuestro organismo, y que pueden inhibir las fibras nerviosas que transmiten el dolor, disminuyen la ansiedad y dan sensación de bienestar.

2 comentarios:

Iris Fernández dijo...

Bueno, Betto, para colaborar con tu terapia te voy a empezar a mandar las decenas de mails con chistes que me llegan por día... subidos de tono, viejos, malos... lo importante es tener una graaaan colección de chistes!!!!! (y yo te aseguro que la tengo!)
Saludos!

Sil dijo...

A ver, para ayudar voy conservar todos los e-mails que me manda mi hermana y que normalmente elimino sin siquiera mirar (El "Asunto" siempre comienza con "FW". Mal síntoma, jjaja).
De ahora en más, será recibirlos y -antes de eliminarlos- enviártelos a vos. Muchos son muy malos, viejos y subidos de tono, como los que tiene Iris, pero todo vale.
No me odies después ehhh
Besos miles,
Sil