13/8/09

Actualizando Información...

Un orgullo: el centro educativo United High School


En un mes más, termino esta segunda tanda semestral de quimioterapia.
Con la medicación, la enfermedad se ha "frenado", es decir, que no retrocedió, pero tampoco avanzó.

Me siento excelentemente bien de ánimo, con algunos dolores que voy controlando con la medicación coadyuvante que me dan y de la que hablé en otro post.

El único problema -que estamos tratando de corregir en lo posible con la nutricionista- es el referente a la pérdida de potasio debido al rápido tránsito intestinal.
A pesar de ingerir alimentos ricos en potasio, y tomar potasio en cápsulas, y colestiramina (Questran), esta anomalía no aminora, y cada semana, antes de la quimio, me tienen que administrar varios miliequivalentes de potasio a través del port-a-cath, para que los niveles sanguíneos estén normales.

Salvo estos inconvenientes que se van subsanando con tratamiento específico, todo parece estar bajo control.

Estoy muy atareado y entusiasmado, con varios proyectos educativos muy interesantes, algunos nacionales y otros internacionales, y que sólo revelaré conforme se concreten.

Estoy sumamente contento con mis hijos mayores, que están llevando adelante nuestro proyecto educativo con gran profesonalidad, mientras yo sigo colaborando "entre bambalinas" y a través del teléfono y de Internet, además de seguir en mi rol de Director Pedagógico de United High School, asesorando a nuestros profesionales.

Estoy muy orgulloso y feliz no sólo con mis hijos, sino también por contar con un staff de directivos de primerísimo nivel (María José Melograno, Lucila Márquez, Diego Melograno, Nano Vázquez, María Mercère, Leticia Kurchan, Jennifer Fraser, María Casas (que acaba de editar el primero de una serie de libros para niños), y con excelentes educadores tanto en la escuela infantil, como en los ciclos primario y secundario, en la Administración, y en los Departamentos de Tecnología Educativa y Educación Física.

Disfruto lo más que puedo a mis cinco nietos varones, y todos estamos esperando la llegada de dos más para enero, donde una seguro será la primera nena, y en días sabremos si vendrá la segunda nena desde EEUU.
¡Voy a tener siete nietos!
(¡El futuro del colegio está más que asegurado!)
:-)

Lo único que anhelo es que mi yerno Hernán, un excelente especialista en Tecnologías de la Información, pueda conseguir trabajo aquí en Argentina, para que pueda volverse de EEUU con mis nietos y mi hija María Celia, que está ansiosa por integrarse al proyecto educativo United High School.

¡Como para no tener motivos para seguir peleando!
¡Ah!
Y la última!
Ahora, en Facebook, hasta tengo mi propio club de Fans!
Anotate!
Anotame!
Ja ja ja ja!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias a Dios!!!!!....Beto tenés el premio que tanto merecés por tu lucha contra el enemigo silencioso y por tu dedicación a la enseñanza y también como padre ejemplar y "abuelito"

Besos Susy

alejandro dijo...

Alberto...Parece ser que el enemigo silencioso la tiene con nuestra familia.El lunes falleciò mi viejo(Eduardo,hijo de Domingo).De los cuatro hermanos,tres lo tuvieron.¡¡¡A seguir luchando!!!