11/4/09

Buenas y Malas: Los efectos colaterales de la quimio




Buenas y malas son
cosas que vivo hoy,
no es esta tierra no,
sueño color azul.
O es quizás que no se mirar
cúanto, cuánto
hay a mi alrededor
más de lo que mis ojos
pueden mirar y llegar a ver

Grupo Vox Dei (Libros Sapienciales)

Bueno, hagamos un raconto de los efectos no deseados de la quimioterapia que me están administrando...

Lo primero que me vino a la mente, fue la letra del grupo de rock Vox Dei, porque efectivamente, "Buenas y malas son cosas que vivo hoy"

- El irinotecam, le está haciendo perder dinero a mi peluquero, porque ya no necesito cortármelo... Si la prueba de su eficacia es la caída del cabello, queda claro que es súper eficaz. Recordemos que muchos quimioterápicos actúan sobre "células de rápido crecimiento", como son las tumorales.... y algunas normales como las que producen el folículo piloso.

- El anticuerpo monoclonal cetuximab (Erbitux), puede producir una serie de lesiones cutáneas que ya he contado en un post anterior, pero hasta ahora, y después de una semana de que me lo aplicaran, no me han aparecido. Sólo tengo algunos puntos de dolor en el cuero cabelludo, como si estuviera lastimado. Tampoco tengo lesiones en las uñas ni en los párpados ni en la piel. Espero seguir tolerándolo sin complicaciones. La última vez que me lo administraron, en un momento me sentí mareado, pero Elsa Narbone, la enfermera de oncología del Hospital de Día de la Clínica FLENI, me bajó la intensidad del goteo, y lo fue subiendo paulatinamente, y no tuve problemas.

- El oxaliplatino, droga que formaba parte del esquema de la primera serie de quimio que me dieron el año pasado, me dejó como secuela una sensación de hormigueo constante en la planta de los pies (parestesias), que aún no ha desaparecido, después de un año de concluida su aplicación. Lo que sí desapareció (por suerte), era la imposibilidad de tomar cosas muy frías o muy calientes, y de tocar cosas muy frías o muy calientes, porque me daban una sensación como de descarga eléctrica. (El oxaliplatino es muy bueno como anticancerígeno, pero es bastante neurotóxico)

- En líneas generales, y hasta el momento, a este nuevo esquema de drogas anticancerígenas denominado FOLFIRI (5 fluoruracilo, leucovorina e irinotecam) + Erbitux (anticuerpo monoclonal), lo tolero mucho más que al anterior (FOLFIX (5 fluoruracilo, leucovorina y oxaliplatino), y no tengo la sensación de mal gusto en la boca, en las mucosas, saliva, etc.

- Durante bastante tiempo (previo a esta nueva serie de quimio), estuve con malestares abdominales, distensión intestinal, y un fuerte dolor que se irradiaba a la espalda, a la zona lumbar, y me impedía hasta dormir.
En el Centro del Dolor de FLENI, dieron en la tecla. Me dieron para después de almuerzo y cena Trimebutina + Bromazepan (Eumotil T), y ¡santo remedio!, También me sugirieron que lo complemente si fuera necesario con el conocido ibuprofeno 400 (Actron).

- Lo que sí tomo cotidianamente es el protector gástrico Esomeprazol (Nexium 40), y en caso de sentir náuseas o sensación de vómito, Ondansetron base, de 8 mg (Zofrán)

- Los pacientes a los que se les ha extirpado buena parte del colon, tienen tendencia a las deposiciones líquidas, ya que una de las funciones del colon es extraer el agua del ducto digestivo, para que se forme la materia fecal con volumen. Además, varios quimioterápicos producen diarrea. Y para colmo, no puedo ingerir ni verduras ni frutas crudas, que tienen mucho potasio. Por tal motivo, uno de los temas a tener siempre presente, es la pérdida de electrolitos, ya que todas las secreciones gastrointestinales normales, tienen potasio.
Por eso, diariamente tomo una cápsula de potasio (Control-K), cada ocho horas. Cada cápsula tiene 600 mg. de cloruro de potasio (equivalente a 8 miliequivalentes de potasio.
Hace unas semanas, antes de la quimio, llegué con el potasio tan bajo, que tuvieron que aplicarme previamente dos cargas de 60 miliequivalentes. (Tenía 1,9, que es bajísimo, ya que los valores normales deben ser entre 3 y 5) mEq.
Los niveles muy bajos de potasio (hipopotasemia o hipokalemia), son algo muy serio, pues pueden producir entre otras cosas, arritmias cardíacas severas. En mi caso, estoy "protegido" de las arritmias, porque tengo un marcapasos cardíaco que me colocaron en 2005. (No hay mal que por bien no venga...)

CONCLUSIONES
Mucha gente que padece la misma enfermedad o patologías similares, me pregunta acerca de sus inconvenientes con los "efectos no deseados" de la quimio.

Toda medicación, hasta una simple aspirina, tiene sus pros y sus contras.

Los quimioterápicos son fármacos muy poderosos, para luchar contra un enemigo también poderoso. Los avances científicos nos permiten estar cada vez más seguros de superar enfermedades que en otras épocas eran imposibles de enfrentar y vencer.

Los efectos no deseados de la quimio, existen, pero debemos entenderlos como un mal necesario en esta lucha sin cuartel contra un enemigo artero, complicado, y peligroso, que nunca da tregua.

Muchos efectos, desaparecen al terminar el tratamiento. Algunos, permanecen durante un tiempo. Otros, quedan con nosotros, y tendremos que incorporarlos a nuestras vidas lo más naturalmente posible. Muchos otros, que figuran en las casuísticvas médicas, por suerte ni siquiera llegaremos a padecerlos. Todo depende de cada organismo, del estado de ánimo, de nuestra disposición genética, etc. etc.

Debemos pensar que estos efectos no deseados son el mal menor, y que si los tenemos, es porque simultáneamente la medicación también está trabajando eficazmente contra células y tejidos que hay que destruir.

Y como siempre, tomar todo con mucha paz interior, y con la risa siempre en la boca. ¡No olvidemos que la risa es terapéutica! ¡La risa cura! ¡Hay que reirse más!
¿Que voy a perder mi cabellera? ¡Pues ya volverá! Además, no está mal cambiar de "look" de vez en cuando...



5 comentarios:

Anónimo dijo...

El cabello es secundario, sabés que luego lo recuperarás y más abundante y lindo !!!!.....lo principal es que lograrás vencer al enemigo silencioso....

Te quiero mucho, besos Su

Sil dijo...

Querido amigo, qué importa el pelo??
Muchos dejan de lucir cabello a los 30, vos venías zafando, y además, el tuyo volverá y más fuerte.
Deberías hacerte un tatuaje en la cabeza que diga "¿Qué me importa?"
Fuerza, amigo, TQM!!!
Sil

Lic. Iris Fernández dijo...

Betto, si yo lo cargo a Gonzalo con su "pastillero de viejo" (que dice "lmmjvsd"), tu "pastillero" debe ser de dos o hasta de tres dimensiones!!!!!
¡Que no se te caiga y se te mezcle todo porque sonaste!
:)

Saludos!!
Iris

Sole dijo...

el pelo, vuelve a crecer,
al menos sabés la cara que tenés sin pelo..


el porro ayuda en parte .¿ no? a los efectos colaterales

hoy encontré este blog , el año pasado estuve buscando mucho sobre estos temas en blogs, porque me tocaron de cerca todo el año

bueno seras uno mas de los que superamos el cáncer

Sole dijo...

al menos no tendrás un pelo de tonto