13/10/07

Tercera aplicación

Ya terminé la tercera tanda de quimioterapia...
Los efectos secundarios no han sido demasiado complicados. Dolor en la mucosa bucal, que noto algo inflamada, sensación de mal gusto en la saliva, la lengua un poco dormida, sensación de estómago revuelto, especialmente los primeros días que siguen a las 48 hs. de aplicación de la quimioterapia. En fin, nada terrible.

Los análisis de sangre dieron bien. No hay anemia, ni baja en glóbulos blancos ni plaquetas.

El marcador tumoral CEA sigue dando alto (280), o sea que bajó unos 40 puntos
(Estaba en 322,6, y el valor normal es hasta 4), pero suele pasar que no baje rápido. En principio, deberá bajar más adelante, cuando haya más quimio.

Después de la cuarta aplicación de quimio, que será en 12 días, me sacaran una nueva tomografía, para ver cómo va la cosa...

En tanto, sigo encontrando un bálsamo en una de mis aficiones: la fotografía, que me mantiene entretenido y me ha permitido conocer nuevos amigos virtuales, incluso algunos (las casualidades no existen), con enfermedades similares a la mía, que también han encontrado en la fotografía, una "terapia coadyuvante"...

Nos vemos!


(Si hacés click en la imagen siguiente, podrás entrar a mi colección de fotos)
Luis Alberto Lecuna. Get yours at bighugelabs.com/flickr

3 comentarios:

eminita dijo...

sos un genio...
besotes!

Anónimo dijo...

Bettito, sos un ejemplo para todos!!!!!!...te quiero tanto!!!!..Susy

jmconcellon@ono.com dijo...

Hola Betto.

Yo actualmente tengo una cuñada con 31 años de edad, a la
que hace 8 meses le diagnosticaron una leucemia, así que me
resulta relativamente fácil entender por lo que me cuentas
que estáis pasando tanto Toni (Don Gato), como tú mismo,
y desde aquí quiero transmitiros toda mi solidaridad y mi
apoyo, porque es algo a lo que hoy por hoy se puede vencer,
con tesón, y como se dice por aquí, con un par de cojones
y creyendo en ello. A mi padre, 72 años, ya hace tres que
le extirparon un tércio de pulmón por un cáncer, y está
hecho un chaval. Lo que no se puede hacer es bajar la
guardia, porque en estos casos la voluntad y la fuerza
mental es tan importante como los tratamientos y las
medicinas. Toda mi fuerza está contigo, amigo.

Un fuerte abrazo.

Chema